Con los cuentos además de descubrir aspectos de nosotros mismos y de nuestro entorno cercano o imaginario. También aprendemos a cambiar y a crear un nuevo mundo ampliando nuestro pensamiento y el conocimiento.

Oyendo cuentos interiorizamos las características de la narración, y si se invita a responder, aparecen ideas y emociones, y de esta manera con cuentos para pensar se consigue interiorizar y reflexionar sobre la historia narrada.

Trabajando no solo con la narrativa, sino también con dinámicas participativas se desarrolla la creatividad y la representación de los valores que se desean trabajar.

Escríbeme e infórmate de como llevar este proyecto a tu centro educativo. Accede al formulario de contacto.